url-1

La historia de la China Poblana

Feb 19 • MÉXICO, Puebla • 4781 Views • 1 Comment

Muchos hemos visto estos vestidos más que nada en fechas conmemorativas en México, pero su origen tiene una historia bastante curiosa como que el vestido de China Poblana podría tener origen en una mujer hindú traída por piratas, ¿suena curioso, demasiado extravagante?

La época colonial en México como sabemos dio paso a una de las historias más hermosas, con ese mundo de leyendas que se gestionaba alrededor de esos años, que fue la de la China Poblana, cabe preguntarse ¿por qué China Poblana si el origen habla de una mujer hindú? y es cierto, esta mujer no era ni china ni poblana. Todos conocemos el traje de la China Poblana porque desde luego ha sido una de las figuras populares más pintadas, estampadas y fotografiadas desde la época colonial pero también ha llegado a ser un enjambre de historias, verdades y mentiras que se han convertido en cuentos de lo más bellos y aunque algunos resultan contradictorios, enriquecen nuestra cultura.

Bonita y bien peinada con sus largas trenzas adornados de listones de colores y ocasionalmente con un sombrero de charro, la China Poblana es un personaje de gran importancia, en la historia del papel que la mujer mexicana jugó en el ámbito político, social, económico y cultural, del siglo XVII a principios del XX, periodos en los que surgió y se popularizó más que nada el personaje. Este personaje tiene su origen en los siglos XVII y XVIII. Durante el periodo colonial era la que se dedicaba al doblado del tabaco. Posteriormente su desempeño no se limitó a las labores domésticas sino que también se involucró en los movimientos armados del siglo XIX y principios del siglo XX alimentando a su acompañante y en ocasiones con arma en mano fungiendo como soldadera y sus carrilleras cruzadas.

Una versión popular de esta historia nos habla sobre una china que arribo a Puebla, Catarina de San Juan, a quien se le atribuye haber traído el atuendo, pero ella no era china ni poblana, ella nació en la India. Cuenta la historia que sus padres la habían bautizado como Mirrah , que significa “amargura”, y se dice que de eso estuvo llena su vida a pesar de que los astros habían anunciado que sería un prodigio en la Tierra. Finalmente esto se haría realidad pues su encanto la llevó a ser el símbolo de un estado de nuestro país, el estado de Puebla quien hoy y en México se conmemora que el 5 de mayo de 1862 el Ejército Mexicano de Oriente, a las órdenes del general Ignacio Zaragoza, derrotó en Puebla a las fuerzas francesas que habían invadido nuestro territorio. Volviendo al tema.

Se cuenta que cuando tenía ocho años, Mirrah fue secuestrada por unos piratas portugueses, sería en Portugal donde cambiarían su nombre a Catarina y posteriormente sería vendida a un comerciante que la trajo a México, por Acapulco; fue después de eso que vivió en Puebla, hasta los 83 años de edad. El biógrafo de Mirrah, de apellido Aguilera, la describe como a una mujer hermosa, virtuosa, inteligente y modesta, además de tradicional ya que siempre conservó su acostumbrado atuendo hindú. Sus costumbres serían copiadas hasta en la vestimenta por las mujeres de esa época, y así Catarina se convertiría en la primera y original china poblana. Ésta es la versión más difundida de la prenda y su origen; los que saben, la catalogan simplemente como leyenda, aunque existen documentos que afirman que el atavío viene de la India. Expertos en trajes típicos afirman que el traje de china poblana es un vestido tradicional tan antiguo como la propia tradición mexicana. La gente alrededor de todo eso claro quiere hacerle cambios al vestido porque se cansan de tener lo mismo por mucho tiempo y en efecto, se han presentado cambios en el atuendo que puso de moda Catalina de San Juan, pero la base sigue siendo la misma, al igual que las dudas sobre su auténtico origen.

Es otra realidad aparentemente más sencilla pero menos romántica y confiable la que explican algunos expertos en Puebla. La profesora María Elena Bolaños de Rivera afirma que: “La simple y desnuda verdad es que el traje de china poblana es resultado de la evolución del atavío autóctono de las mujeres del pueblo. La china de México era un tipo especial de mujer que existió hasta mediados de hace dos siglos, mestiza y generalmente nativa de Puebla. Mujeres bien parecidas, gallardas y muy limpias, coquetas, con su cabellera siempre recogida en trenzas adornadas con listones de vivos colores. La china viene por el trenzado apretado que enmarca su cabeza. Había trajes de china para ocasiones especiales y para las no tan especiales, pero una china es siempre una china, orgullosa de serlo, con fajilla de raso de algodón, con su blusa dorada de puntos de cruz, de colores o de hilos preciosos, con su rebozo siempre cruzado sobre el pecho”. Explicaba María Elena.

El rebozo pertenece a otro encanto de México; pero para que la china fuera china necesitaba un rebozo de “bolita”. Los vestidos de china poblana son muchos, han cambiado, pero la esencia se mantiene ya sea producto de la princesa hindú o de las mestizas de los barrios sigue siendo un vestido encantador y mexicano.

Related Posts

One Response to La historia de la China Poblana

  1. [...] Fuente: La Historia de la China Poblana [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *

« »

Sitio web optimizado por: Diseño Web
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance