Los restaurantes de la capital estarán obligados a brindar a sus comensales agua potable gratuita e instalar, para ello, purificadores y/o dispensadores.

Dicha medida forma parte de una reforma a la Ley de Establecimientos Mercantiles del DF, la cual avaló por unanimidad, este fin de semana, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) y la cual fue turnada al Gobierno capitalino para su publicación, lo que podría ocurrir a partir de 2014.

Jorge Gaviño, diputado local del Partido Nueva Alianza (Panal) y promovente de dicha modificación, explicó que el objetivo es mejorar la salud de la población, con el fin de que prefiera agua natural en lugar de bebidas azucaradas, así como contribuir a la ecología al enviar menos PET a los rellenos sanitarios y favorecer el gasto familiar.

Durante una entrevista, el legislador comentó que la iniciativa fue consensuada con el Gobierno capitalino, por lo que afirmó que podría entrar en vigor a partir del próximo año.
La modificación legal recibió críticas por parte de restauranteros, quienes planean recurrir a un amparo.

“Manifiesto mi rechazo a una ley que no es pareja. Nos quieren obligar a regalar algo que nos cuesta”, externó Daniel Loeza, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en la delegación Cuauhtémoc y Cuajimalpa.

A decir del empresario, el Gobierno del DF debería brindar exenciones fiscales para que dicho sector adquiera los dispensadores, pues el agua de la llave no es potable ni de buena calidad.

Ante la inconformidad de algunos restauranteros, el legislador Gaviño llamó a la industria a sesibilizarse con los beneficios que traerá la medida para la población; además, destacó que en el mercado hay filtros de agua muy económicos.

Los negocios que incumplan con brindar agua de manera libre y gratuita a los comensales serán sancionados con una multa de 25 a 125 días de salario mínimo vigente en el Distrito Federal.

vía: http://www.publimetro.com.mx